"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Microsoft vuelve a arremeter contra Google

La compañía insiste en acusar al buscador de prácticas "potencialmente anticompetitivas"

REUTERS / EL PAÍS - Washington / Madrid - 27/02/2010
 

Dos días después de que la Comisión Europea pidiera a Google explicaciones por el abuso de posición dominante que denuncia Microsoft , la compañía de Bill Gates ha lanzado este viernes su ataque más feroz al buscador, a quien, instado a presentar denuncias ante las autoridades reguladoras, ha acusado de prácticas "potencialmente anticompetitivas".

"Nuestras preocupaciones se refieren únicamente a las prácticas de Google encaminadas a blindar a sus compañeros de negocio -como Google Books- y excluir a sus competidores, socavando ampliamente la libre competencia", ha afirmado el abogado de Microsoft Dave Heiner en un blog publicado en el sitio web de la compañía. "En última instancia, serán los organismos de Derecho de la Competencia los que tendrán que decidir si las prácticas de Google debe ser vistas o no como ilegales", ha añadido.

Tres son las compañías que requerieron esta semana el amparo de Bruselas: el sitio británico de comparación de precios Foundem, el buscador jurídico francés ejustice.fr -ambos relacionados con Microsoft- y la web de compras Ciao!. Los dos primeros alegan que Google les coloca muy abajo en la lista de resultados de búsqueda porque son competencia del propio Google. Ciao! mantiene que las tarifas publicitarias de Google son artificialmente altas en Internet.

En respuesta a las acusaciones, Julia Holtz, abogada de Google, ha hecho notar en conferencia con Bruselas que Foundem pertenece a un lobby parcialmente financiado por la compañía de Bill Gates y que Ciao! fue comprada en 2008 por Microsoft, rival que intenta a la desesperada entrar unido a Yahoo! en el universo de los buscadores.

Holtz arguye que es muy difícil encontrar un sistema perfecto de clasificación de las entradas y asegura que Google sólo busca dar prioridad a las entradas que parecen más útiles a los usuarios.