"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

martes, 17 de marzo de 2009

El Gobierno prevé tres años de descenso en el CO2

Admite que las emisiones se incrementaron en 2007

RAFAEL MÉNDEZ - Madrid - EL PAÍS 13/03/2009

Las emisiones de gases de efecto invernadero subieron en 2007 un 2,1%, según admitió ayer el Ministerio de Medio Ambiente, que en mayo pasado restó valor a un informe de Comisiones Obreras que calculó un ascenso de la emisión de CO2 similar, del 1,8%. Además, Medio Ambiente hizo pública su previsión sobre las emisiones hasta 2020. Calcula que tocarán fondo en 2010, y que a partir de ahí crecerán lentamente durante una década. El Gobierno mantiene la validez de su plan de lucha contra el cambio climático.

El desfase de más de un año con el que Medio Ambiente publica los datos oficiales de emisiones genera situaciones curiosas. Lo previsible es que en 2008 hayan caído por la crisis y por las renovables, pero el Gobierno aún no puede ofrecer la cifra. A cambio, da los datos de 2007, malo en emisiones, ya que volvieron a crecer. España generó en 2007 un 52,6% más que en 1990, pese a que el reparto que la UE hizo para cumplir el Protocolo de Kioto sólo le permite emitir un 15% más en el periodo 2008-2012.

A falta de datos oficiales, el sindicato CC OO se adelanta con su propio cálculo que se aproxima a la realidad. Y, sin embargo, cuando en mayo pasado vaticinó un aumento de un 1,8%, la ministra Elena Espinosa se negó a comentar la cifra al considerar que no era información válida.

En la previsión, el Gobierno mantiene que, entre 2008 y 2012, España emitirá un 36,58% más de gases de efecto invernadero que en 1990, con lo que cumplirá su plan contra el cambio climático. La diferencia hasta el objetivo de Kioto (el aumento del 15%) lo compensará comprando derechos de emisión en el extranjero.

El Gobierno además hizo pública su previsión de emisiones a largo plazo. El Ejecutivo calcula que en 2020 -si aplica y funcionan las medidas adicionales contra el cambio climático-, España emitirá un 41% más que en 1990, muy por encima del objetivo fijado por la UE, que en su conjunto prevé bajar un 20%.