"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

miércoles, 11 de marzo de 2009

España y la eficiencia energética (actividades de EL PAÍS DE LOS ESTUDIANTES)



Ahorro energético para frenar la crisis
El Plan de Eficiencia aminora el consumo, pero de momento no resulta suficiente


España estaba cansada de recibir acusaciones por no mejorar

la intensidad de su consumo energético, que siempre crecía

acorde al PIB. Por fin, el Gobierno puso en marcha el primer

Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2005-2007, que ha

obtenido excelentes resultados, y su continuación para el perio-

do 2008-2012. Se quiere ahorrar en cuatro años 44 millones de

barriles de petróleo, que equivalen al 10% de nuestras importa-

ciones anuales de petróleo.


Se están haciendo los deberes, porque partíamos de consumir 200

toneladas equivalentes de petróleo (tep) por cada millón de euros

producido en 2004, y estamos reduciendo esta cifra de intensidad

energética porque consumimos de forma más eficiente. El

Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MICYT) diseña

sucesivos planes de ahorro y prevé para 2016 una intensidad

energética de 156 tep. Será porque utilizaremos tecnología

más eficiente, y habremos aprendido a ahorrar.La evolución

irá pareja a la mejora de la balanza exterior energética.

El problema es cumplir los objetivos marcados para 2012 por el

Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, imprescindible para

cumplir con los compromisos de Kioto. Hemos empezado

mucho más tarde que otros países. “La industria lo tiene

más fácil porque le queda poco margen de mejora, pero

es difícil que lo haga transporte”, afirma Rodolfo Gijón,

secretario de la Comisión de Energía de CEOE. “Tenemos

uno de los parques automovilísticos más viejos de Europa, y

con la crisis será difícil renovarlo. También lo será la reducción

de los vehículos pesados por carretera. La bajísima velocidad

del ferrocarril para mercancías frena su uso, y queda mucho por

hacer en intermodalidad”, añade Gijón. En transporte se debe-

rá realizar el 38% del ahorro de energía primaria, que es la utili-

zada para producir la energía final que nos llega, previsto en el

plan 2008-2012.


Otro 17% del ahorro del plan deberá realizarse en los edifi-

cios, y ése es otro capítulo que tampoco se cumplirá. La mayo-

ría de los 12 millones de edificios españoles deberían “sufrir

obras de aislamiento, y utilizar los nuevos sistemas informáti-

cos resumidos en la domótica para ser eficientes en el consumo

energético”, explica Alejandro Cobos, jefe de Producto de Soste-

nibilidad de Bureau Veritas. Las comunidades canalizan las ayu-

das para realizar estos cambios, pero “las iniciativas de las auto-

nomías son inconexas, poco efectivas y mal publicitadas, por lo

que tienen poco seguimiento”, añade Cobos. Se salvan Cataluña

y País Vasco, pero las peticiones llegan a triplicar las subvencio-

nes otorgadas. Quizás, por eso, otras comunidades prefieren no

dar publicidad a sus ayudas.


La falta de conciencia ciudadana de ahorro es otro de los

problemas. El potencial es muy grande, pero una buena parte

depende de medidas voluntaristas de los particulares. Y “es difí-

cil cambiar los hábitos en tan poco tiempo. Hemos vivido en

la abundancia, y un cambio de cultura es generacional. El cam-

bio se aceleraría con el aumento de las ayudas públicas para

tecnología eficiente”, explica David Suárez, socio de Booz & Com-

pany en España. “Los suministradores de energía también

pueden ayudar con la instalación de redes inteligentes para

controlar el consumo de los particulares, como se hace en Cali-

fornia y Australia con gran éxito”, añade.


Ana Peñuela, gerente de Everis para Energía, opina que las

medidas del Plan de Ahorro y Eficiencia “no se cumplirán en

2012 si no van acompañadas por medidas jurídicas que deben sa-

lir ya. Hay iniciativas complejas como la implantación de coches

eléctricos que requieren una infraestructura en los garajes pa-

ra cargarlos, y no se hará si no se obliga. No habrá un millón de

estos coches en 2014, como se quiere”. Peñuela da la bienveni-

da a las empresas de servicios energéticos, que proponen y eje-

cutan medidas de ahorro y eficiencia en grandes edificios y co-

munidades con gran éxito en otros países. “Ha sido la primera

medida de las 31 propuestas por el ministro Miguel Sebastián es-

te verano, pero todavía falta la regulación”.


Ahorro y eficiencia energética, y aumentar el peso de las energías

alternativas son “las bases de la estrategia española de energía. Nues-

tro objetivo es lograr que la intensidad energética primaria caiga en

torno al 21% en 2020, o sea, que necesitemos un 21% menos de energía

para obtener cada unidad de PIB”, afirma Francisco Macía, subdi-

rector general de Planificación Energética del Ministerio de Industria,

Turismo y Comercio (MITYC). Tan excelente evolución se cumplirá

con una realidad amarga reconocida por el propio ministerio. La crisis

es una tabla de salvación para acercarse al objetivo de ahorro de

2012, pero será a costa de cierres empresariales.


A pesar de la crisis, se mantienen todos los programas del plan de

ahorro, y “se han dotado los presupuestos. Los proyectos presentados

para obtener las líneas de ayuda han llegado a triplicar lo previsto”,

explica Enrique Jiménez Larrea, director general del IDAE. La economía

espanyola es especialmente sensible al precio del crudo, porque el 80% de

la energía consumida procede del exterior, y “se está haciendo

un esfuerzo para invertir en ahorro y eficiencia ante posibles

nuevas subidas de crudo”, puntualiza Jiménez Larrea.

Para Cristina García Orcoyen, directora gerente de Funda-

ción Entorno, esto no es suficiente. “No sólo debemos mejorar

los procesos y los productos de la economía tradicional, sino ha-

cer una nueva economía, tal y como ya han hecho otros países.

Y para ello se requiere una formación eficaz que debería ser

una de las prioridades para gastar el dinero público. Otros paí-

ses ya han disminuido su intensidad energética, modificando su

tejido industrial y favoreciendo el desarrollo de la industria tec-

nológica. Es una asignatura pendiente para España”.


Claves


A propuesta del ministro de

Industria, Turismo y Comercio,

Miguel Sebastián, el Consejo

de Ministros aprobó el Plan de

Ahorro y Eficiencia Energética

2008-2012, una iniciativa que

contiene 31 medidas que el

Gobierno pondrá en marcha

de manera urgente para intensificar

el ahorro y la eficiencia

energética de nuestro país.

Estas medidas de refuerzo, que

engloban cuatro ámbitos de

actuación distintos: medidas

transversales, movilidad, ahorro

energético en edificios, y medidas

de ahorro eléctrico, y que

se suman a otras ya en marcha,

están motivadas por el nuevo

escenario que se deriva de

la escalada del precio del petróleo

de los últimos tiempos.


ACTIVIDADES


Lectura


1. Indica el significado de

los siguientes términos o

expresiones relacionadas

con la energía: eficiencia,

domótica, energía primaria,

energías alternativas y energías

renovables.

2. Escribe qué es tep.


Analiza


3. Señala qué es el Plan de

Ahorro y Eficiencia Energética,

cuántos ha habido

y cuáles son sus objetivos.

4. Recoge cuál ha sido la

evolución del consumo de

energía en los últimos años.

5. Indica cuáles son las bases

de la estrategia española de

energía.

6. Señala qué dificultades se

registran para llevar a cabo

los objetivos del Plan.

7. Indica en qué comunidades

se está haciendo más

hincapié en el cumplimiento

del Plan.

8. Escribe qué problemas

se citan en el texto que

presentan aspectos como

la difusión de los coches

eléctricos.

9. Cita qué efectos tendrá

el ahorro energético.


Comentario de fuentes


10. Observa los gráficos

que aparecen en el texto e

indica: qué tipo de gráfico

son, el tema que se refleja,

las variables representadas,

el tipo de datos y la fuente

que proporciona los datos.

11. compara los datos entre

ambos y reflexiona sobre

si se representa la totalidad

de la energía primaria consumida.

Señala qué evolución

se prevé que habrá

en el consumo de las fuentes

de energía, indicando

cuáles subirán más y cuáles

irán en retroceso.


Investiga


12. Busca información sobre

los aspectos positivos

y negativos de cada tipo

de energía, tanto entre

las renovables como

entre las no renovables.