"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

martes, 25 de septiembre de 2007

Orogenias. Relieve de Europa y de España

OROGENIAS

Los movimientos orogénicos son los movimientos horizontales de la corteza terrestre, teniendo en cuenta que la Tierra es una esfera. Afecta a regiones relativamente pequeñas aunque de manera generalizada; las grandes orogenias han afectado a todo el globo, pero se expresan puntualmente y en forma de crisis. Son movimientos relativamente rápidos. Se pueden identificar en el relieve tres grandes orogenias:

1. caledoniana, desde el Cámbrico (590 millones de años) hasta el final del Silúrico (408 millones de años);

2. la herciniana, desde el Devónico (408 millones de años) hasta el final del Pérmico (245 millones de años);

3. y la alpina, desde el Triásico (245 millones de años) hasta el final del Neógeno (1,6 millones de años). Se encuentran rastros de otras orogenias, pero no tienen, apenas, transcendencia morfológica.

http://club.telepolis.com/geografo/geomorfologia/tecplacas.htm


Relieve de Europa. Historia geológica de Europa


Las primeras tierras emergidas pertenecen al Precámbrico, son los escudos del norte y del este del continente. Desde que emergieron han estado funcionando como superficies de erosión, por lo que las formas que encontramos en ellos son suaves y redondeadas, y los materiales muy duros, como corresponden a las raíces profundas de las antiguas cordilleras (granitos, gneis y pizarras). Pertenecen a este conjunto

  1. las regiones de Escocia
  2. y el escudo escandinavo,
  3. y la gran llanura rusa.

Estos conjuntos aparecen durante la orogenia huroniana.

Durante la orogenia caledoniana, a comienzos del Paleozoico, aparecen las regiones del norte de Europa. Surgen las tierras septentrionales, desde Irlanda hasta Escandinavia, rejuveneciendo las formaciones escocesas. Los relieves caledonianos se forman sobre materiales muy duros y muy desgastados. La norma es el relieve apalachense, pero también hay restos de fenómenos volcánicos. Es extiende desde el centro de Irlanda, al norte de las Islas Británicas y por el escudo escandinavo, lo que quiere decir que ha estado intensamente afectado por la morfogénesis glaciar hasta una altitud muy baja; los fiordos son valles glaciares inundados por el mar.

En la orogenia herciniana aparece el grueso del continente europeo. En realidad surgen los macizos montañosos desde el oeste hasta el este:

  1. el macizo hespérico,
  2. el de Bretaña,
  3. el central francés,
  4. el de Bohemia,
  5. el de los Urales, etc.; entre los que se sitúan depresiones poco profundas que se irán colmatando a lo largo del Mesozoico y el Terciario, haciendo surgir la mayor parte del continente.
  6. También aparece el mar de Tetis: el gran geosinclinal con el que se formarán las montañas alpinas.

Hoy en día, ese relieve está totalmente peniallanado, aunque en muchos sitios ha sido rejuvenecido por la orogenia alpina. Las cordilleras hercinianas se convertirán en macizos antiguos, cuando estén completamente arrasadas. Los bloques elevados muestran materiales metamórficos muy duros, más duros cuanto más al interior estén, como el granito, el gneis, la pizarra, etc. Estos macizos se rejuvenecerán durante la orogenia alpina creando relieves de horst y graben en los que aparecen restos de relieve apalachense, como en el macizo central francés, el macizo de Bohemia o el macizo hespérico. En las zonas de borde de los escudos aparecen materiales esquistosos como el flysch, de las Ardenas o el Harz. En lugares como Sistema Ibérico las zonas cubiertas por materiales sedimentarios tendrán pliegues de cobertera. En los macizos rejuvenecidos aparecerán batolitos y fenómenos de vulcanismo. Encontramos estos elementos en la cuenca del Loira y el Allier, en el Rin medio, en la cubeta de Bohemia, en el macizo central francés o en el Sistema Central ibérico.

Durante el Mesozoico todo el conjunto actúa como superficie de erosión, quedando totalmente arrasado. Los materiales se acumulan en las inmediaciones de los grandes macizos. Aparecen así las grandes llanuras europeas y las llanuras intramontañosas, sobre bloques hundidos. Se colmata también el geosinclinal de mar de Tetis. Además, durante todo el período se dan regresiones y transgresiones marinas que labran superficies de erosión a diferentes niveles. Las regresiones y transgresiones más importantes tienen lugar en diferentes pisos del Triásico, el Jurásico y el Cretácico, durante los que se acumulan gran cantidad de sedimentos. El relieve dominante es la llanura y la campiña, con mesetas y oteros. En el Mesozoico encontramos grandes conjuntos sedimentarios en cubetas, como la cubeta Londres-Flandes-París, de facies marina y en la que los materiales se organizan concéntricamente. Pero, además, se colmatan las fosas tectónicas interiores, con materiales de facies continental, como en los Sudetes o en el macizo de Bohemia. Son regiones suavemente onduladas. Fosas de este tipo encontramos, también, en el interior de los macizos antiguos, pero sedimentadas en el Terciario, como la llanura de Saona o las mesetas ibéricas. Frecuentemente tienen detritos mixtos, marinos y continentales, del Terciario y el Mesozoico. Estas regiones que sedimentan el interior de los macizos antiguos se ven afectadas por la orogenia alpina que genera pliegues de cobertera.

Durante el Terciario, tiene lugar la orogenia alpina, que en Europa tiene su momento culminante durante el Mioceno. En la orogenia alpina se pliegan los materiales acumulados en el geosinclinal del mar de Tetis, pero, además, se rejuvenece los macizos antiguos hercinianos. El relieve que presenta, pues, es el típico relieve alpino de crestas vivas, mantos de corrimiento y pliegues, pero, también, el relieve de horst y graben propio de las regiones fracturadas con bloques elevados y hundidos. Durante la orogenia alpina surge el sur de Europa:

  • Cordillera Cantábrica,
  • Pirineos,
  • Alpes,
  • Cárpatos
  • y la península de Crimea por el norte;
  • y la cordillera Bética hasta Mallorca,
  • Apeninos,
  • Alpes Dináricos,
  • Balcanes,
  • Creta
  • y Chipre por el sur.

Este relieve se organiza en torno a los escudos hercinianos, mucho más duros.
Durante el Cuaternario se configura el relieve actual, ya que todo el conjunto comienza a actuar como superficie de erosión bajo todos los climas. Las huellas de este retoque se observan en todas partes, ya que han modificado de manera relevante la configuración inicial, hasta el punto de invertir el relieve. Las épocas más activas, bajo el punto de vista de la erosión, son las de rexistasia, frente a las de biostasia. Son épocas de rexistasia los períodos áridos que modifican las formas, sobre todo en el sur, y las épocas de glaciación que afectan a todo el continente, aunque de manera más eficaz al norte. Es en esta época en la que encontramos formas de acumulación y revestimiento, fenómenoshidroeustáticos, glacioeustáticos e isostáticos como los que formaron las rasas marianas. Las glaciaciones tienen un patrón de incidencia norte-sur muy marcado. Los sistemas morfogenéticos del cuaternario son los responsables de relieve actual.

FUENTE: http://club.telepolis.com/geografo/regional/europa/relieve.htm


España: relieve e hidrografía


La península ibérica se organiza en torno al macizo hespérico, o zócalo ibérico de origen herciniano, formado en el Paleozoico.

El zócalo ibérico está compuesto por las raíces graníticas de las cordilleras que se formaron durante el Precámbrico. Este macizo es la raíz de la antigua cordillera, y forma el fondo de un geosinclinal que acumula materiales pizarrosos hasta el Silúrico, y calizos durante el Devónico y en el Cámbrico. Estos materiales sufren procesos metamórficos para convertirse en gneis y granitos. Este geosinclinal pierde profundidad y se colmata. Durante la orogenia caledoniana la sedimentación se ve alterada, pero no del todo interrumpida.

Durante la orogenia herciniana, a finales de la Era Paleozoica, los materiales acumulados emergen como una cordillera, con una dirección dominante NO-SE. La fase principal se produjo durante el Carbonífero. El plegamiento fue tan intenso que hubo fenómenos de vulcanismo y erupciones de rocas plutónicas, principalmente graníticas. Esta cordillera deja un profundo geosinclinal, el mar de Tetis, que le separa de la placa africana. Del otro lado otro geosinclinal, el de la cuenca central asturiana-Pirineos que le separa de las formaciones europeas. Estos geosinclinales se colmatarán a partir del Mesozoico.

El Mesozoico es una etapa de sedimentación. A comienzos de esta era la cordillera herciniana está totalmente arrasada y convertida en una penillanura. Durante todo el período tienen lugar movimientos epirogénicos y transgresiones y regresiones marinas. La penillanura queda fosilizada por los sedimentos que se depositan durante el Mesozoico. En las áreas cubiertas por mares de poca profundidad, los materiales que se depositan son finos: arenas, conglomerados, calizas y margas. En las zonas continentales los materiales son algo más gruesos, pero los espesores son finos, ya que la pendiente es pequeña. Existen lagunas estratigráficas, debido a los períodos de regresión y transgresión marina. Durante las etapas de regresión los materiales que se depositan son más groseros. Durante las de transgresión, en cambio, los materiales depositados son más finos: margas, arcillas, yesos, sales y calizas.

La cobertera, a comienzos del Terciario, era muy potente, sobre todo en los grandes geosinclinales, que están casi colmatados. Aunque la mayor parte del Terciario es de calma tectónica, a mediados del mismo se produce la gran orogenia alpina, responsable de las grandes líneas del relieve actual en casi todo el mundo. La orogenia alpina tiene lugar por el desplazamiento hacia el norte de la placa africana, que comprime los materiales acumulados en los geosinclinales del mar de Tetis y la cuenca central asturiana. Tiene una dirección dominante NE-SO. La orogenia alpina es la responsable de las cordilleras y las cuencas interiores que tras ellas se forman:


1. la Cordillera Cantábrica,
2. los Pirineos
3. y el sistema bético.
4. También es responsable de las depresiones que surgen entre las cordilleras y el zócalo, como: la depresión del Ebro y la depresión bética. Estas depresiones se irán colmatando con el tiempo, ya que al principio estarán ocupadas por el mar.


6. Además, se rejuvenecen las antiguas cordilleras hercinianas por el levantamiento de los bloques fracturados, como...


-los Montes de Toledo,
-el Sistema Central,
-el Sistema Ibérico,
-el macizo central asturiano
-o los montes Galaico-Leoneses. Este rejuvenecimiento dará lugar a relieves apalachenses y, también, de horst y graben.

Con la aparición de estos relieves, en el zócalo, se individualizan una serie de lagos interiores que acumularán margas, arcillas y calizas. Son dos los lagos importantes, uno al norte y otro al sur. Ambos se colmatarán en el Pontiense (Mioceno superior) con calizas. El del norte está algo más elevado que el del sur. Tras el fin de la orogenia, la península sufre una serie de reajustes epirogénicos que terminan por volcar el macizo hacia el oeste. Este vuelco permite que los lagos interiores se vacíen y se inicie una intensa erosión de los mismos. El lago norte sufrirá una mayor erosión, por estar más elevado. Además, los movimientos epirogénicos permiten la activación de fracturas, sobre las que surgirán relieves volcánicos.

Durante el resto del Terciario y el Cuaternario la erosión continental es muy intensa, ocultando en parte los relieves alpinos. En este período se depositan, en las zonas más bajas, potentes capas de derrubios continentales, que los tapan.

Los movimientos epirogénicos postalpinos generan regresiones marinas que alejan la línea de la costa hasta los límites actuales, aproximadamente. La erosión cuaternaria retoca el conjunto de manera importante, sobre todo durante las glaciaciones. Se pueden observar, en las regiones montañosas, restos de erosión glaciar, distintos niveles de terrazas y derrubios fluviales, y en las costas distintas líneas de playa y plataformas de abrasión debidas a las regresiones marinas.

En resumen: el relieve peninsular se organiza en torno a un macizo herciniano al que rodean relieves rejuvenecidos, cordilleras alpinas y depresiones interiores.

En el centro de ese macizo se acumularon depósitos lacustres. Esta estructura organiza la red fluvial que tiene un peculiar régimen de alimentación.

Caso a parte es el de Canarias. Las islas Canarias es un archipiélago volcánico en plena placa africana. El origen de esa actividad volcánica es incierto. Hay dos teorías: una que afirma que la actividad se debe a una falla transformante que tiene su origen en la dorsal oceánica mesoatlántica; y otra, la más aceptada, que se fundamenta en la teoría del punto caliente. De cualquier manera es un archipiélago muy reciente.

Unidades del relieve ibérico:

El macizo ibérico Las cuencas sedimentarias El Sistema Central y los Montes de Toledo El macizo galaico-leonés El macizo central asturiano La Cordillera Cantábrica El Sistema Ibérico
La fosa del Ebro La fosa del Guadalquivir El Pirineo Las Béticas Canarias

FUENTE: http://club.telepolis.com/geografo/regional/espa/relieve.htm

1 comentario:

Romina Nazeli dijo...

Sorprendente la cantidad de informacion y lo esplallado que dejas los temas, me encanta que se de tanta importancia al relieve y la orogenia.
europa el antiguo continente, del que todos partieron a nuevas tierras.
Gracias,soy Nazeli Berberian desde Buenos Aires Argentina.