"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

martes, 11 de diciembre de 2007

La esperanza de vida en Madrid

La esperanza de vida en la región es más alta que en los países europeos
La Consejería de Sanidad asegura que los madrileños viven 81,9 años de media
Á. CORCUERA - Madrid - EL PAÍS 08/12/2007

En Madrid... casi como en Japón. La esperanza de vida de la Comunidad es la más alta de Europa si se compara la región con todos los países del continente. Pero en todo el mundo, el único Estado que supera a Madrid es Japón.
Mientras que en el país nipón la esperanza de vida es de 86 años para las mujeres y 79 años para los hombres, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) con datos de 2005, en la región se sitúa en una media de 81,9 años -85 para las mujeres y 78,4 para los hombres, según un estudio presentado ayer por la Consejería de Sanidad-. En España la media es de 79,3 años. El estudio ha utilizado los datos de millones de personas contenidos en varios sistemas informáticos de Sanidad. Las comparativas, sin embargo, no se hacen de igual a igual, entre regiones, bien europeas o mundiales.
Por zonas, la esperanza de vida es mayor en Majadahonda y Collado-Villalba para los hombres, y Fuenlabrada y Leganés para las mujeres. En cambio, es menor en Arganda y el centro de Madrid para los hombres, y Getafe para las mujeres.
Marciano Sánchez Bayle, de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública, explica que el motivo para que Madrid tenga una esperanza de vida superior a la media española se debe "a varios factores, como el nivel socioeconómico, los hábitos de vida, la educación...". Además, dice, "también hay que tener en cuenta el porcentaje de población inmigrante, generalmente más joven que la media".
Precisamente, la progresiva llegada de inmigrantes a la región desde mediados de los noventa ha propiciado el aumento de la natalidad. Los últimos datos conocidos (de 2005) sitúan los nacimientos en 69.634 bebés. La cifra iguala prácticamente el dato de 1980 y supone un incremento de casi el 50% en 10 años. Todavía se está lejos, sin embargo, de los casi 100.000 nacimientos acaecidos en 1976. El aumento de la natalidad se debe, además de a la inmigración, a que "las generaciones del boom de los setenta están ahora en las edades de máxima fecundidad", según fuentes de Sanidad.
Entre los recién nacidos en Madrid en 2005, uno de cada cinco (un 21,2%) tiene madre extranjera. De ellas, la mitad son latinoamericanas. Se trata de números nada despreciables, teniendo en cuenta que en la región hay un 13,3% de inmigrantes censados. Son algo más de 800.000, según datos de 2006. Las mujeres madrileñas tienen su primer hijo tarde, a los 31,8 años. Además, uno de cada cuatro nacimientos en la Comunidad correspondieron a madres mayores de 35 años.

Las enfermedades más habituales entre los madrileños fueron las circulatorias (11.784 personas murieron por su culpa) y los tumores (11.563 fallecidos). La causa más habitual de muerte en Madrid es el infarto cerebral (6,6% del total), enfermedades del sistema respiratorio (6,3%), infarto agudo de miocardio (5,9%) y cáncer de pulmón (5,5%). En ese último apartado se da, precisamente, uno de los aspectos curiosos del estudio de la consejería. Aunque la mayoría de los que sufren cáncer de pulmón son hombres -cerca de 63 casos por cada 1.000 varones, frente a casi 10 por cada 1.000 mujeres-, la tendencia disminuye en el caso de los hombres y aumenta en el de las mujeres. "Se debe al aumento del tabaquismo en las mujeres en los últimos años", dice una portavoz de la consejería. Entre las causas de mortalidad que bajan está la sucedida por culpa de patologías cerebrovasculares, tanto en hombres como en mujeres. El índice de mortalidad infantil, 3,58 bebés por cada 1.000 habitantes, es el más bajo en la historia de la Comunidad.