"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

viernes, 28 de marzo de 2008

Ganadería, agricultura y cine

Nuestro pan de cada día

Año:2005

Nacionalidad: Alemania-Austria

Estreno 14-03-2008

Género Documental

Duración 92 m.

T. original Unser täglich brot

Dirección Nikolaus Geyhalter

Sinopsis

Bienvenidos al mundo de la producción industrial de alimentos y de las granjas de alta tecnología. Al ritmo de las cintas transportadoras y las inmensas máquinas, se muestran diferentes lugares de Europa en los que se producen alimentos. Lugares monumentalmente grandes, paisajes surrealistas y sonidos extraños. Un frío entorno industrial que deja poco espacio al individualismo. Las personas, los animales, las cosechas y las máquinas juegan un papel importante en la logística de este sistema que proporciona el sustento de vida de nuestra sociedad.

Referencias

* Dirige Nikolaus Geyhalter (Vienna, Austria, 1972), quien comenzó su carrera en el mundo de las artes visuales como fotógrafo y en 1992 debutó tras la cámara con Eisenerz (1992), su primer documental, al que siguieron Angeschwemmt (1994), las dos partes de Das Jahr nach Dayton (1997), Pripyat (1999) y Elsewhere (2001).

* El guión es del propio director en colaboración con Wolfgang Widerhofer.

* La película muestra algunos lugares de Europa en los que se producen alimentos: paisajes surrealistas plastificados y optimizados por tractores y maquinaria agrícola, habitaciones esterilizadas en fríos edificios industriales diseñados para asegurar la eficacia logística, maquinas que requieren materiales uniformes para procesos sin dificultades. Lo que parece pertenecer al mundo de la ciencia ficción es realidad. Nuestra comida se produce en lugares espectaculares que raras veces pueden ser vistos.

* Sin comentarios ni entrevistas explicativas, la película se despliega en la pantalla como un sueño molesto: una mirada fija insistente, acompañada por el ruidoso respirar de las máquinas hidráulicas… Sólo el chillido de los pollos es más ruidoso.

* El director de fotografía es el propio director.

* Fue candidata a los Premios de cine Europeo al mejor documental.

* Consiguió el Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam.

* Está producida por Nikolaus Geyrhalter Filmproduktion.

* Distribuye Karma films.

Oro negro

Año 2006

Nacionalidad Reino Unido-USA

Estreno 28-03-2008

Género Documental

Duración 78 m.

T. original Black gold

Dirección Marc Francis, Nick Francis

Guión Marc Francis

Música Andreas Kapsalis

Montaje Hugh Williams

Sinopsis

Las multinacionales del café dominan los centros comerciales y los supermercados, controlando una industria que mueve más de 80 billones de dólares anuales y convirtiendo este producto en la mercancía comercializada más valiosa de todo el mundo después del petróleo. Pero mientras que nosotros seguimos pagando más y más por un capuchino, el precio que se paga a los campesinos que cultivan el café sigue siendo muy bajo, hasta el punto de obligar a muchos a abandonar sus cosechas. En ningún lugar es más evidente esta paradoja que en Etiopía. Tadesse Meskela se dedica a proteger a más de 74.000 campesinos de la bancarrota. Mientras que ellos se esfuerzan en cultivar algunos de los granos de café de mayor calidad del mercado internacional, Tadesse recorre el mundo buscando compradores que paguen un precio justo por ellos. Con los viajes de Tadesse a Londres y a Seattle como telón de fondo, el enorme poder de las multinacionales que dominan el comercio del café sale a relucir. Los comerciantes de Nueva York, los intercambios internacionales de café y el doble comercio de los ministros de la Organización Mundial del Comercio revelan los muchos retos a los que Tadesse se enfrenta en su búsqueda de una solución para sus campesinos.

Referencias

* Dirigen los hermanos británicos Marc Francis y Nick Francis.

* La historia requería inmediatez, por lo que no se podía esperar a que dieran los permisos necesarios para hacer la película, así que en julio de 2003 los directores se embarcaron rumbo a Etiopía. Según los directores "junto a nuestro productor asociado Oistein Thorsen, viajamos al sur de la región en busca de estos campesinos empobrecidos por la fluctuación del mercado global y acercándose a pasos agigantados a la bancarrota. Esta situación abordó directamente a 15 millones de personas en Etiopía que dependen del café para subsistir. La economía del país también se resintió ya que un 67% de los ingresos provienen de la exportación del café. Pero esto no sólo está ocurriendo en Etiopía sino en todo el mundo, donde los campesinos se han visto paralizados por los precios bajos del café".

* Tadesse Meskela es el lider de la Unión Cooperativa Oromia que representa a más de 74.000 campesinos de todo el país. Tadesse intenta evitar el sistema de comercio internacional y conseguir compradores que paguen más por su café de máxima calidad. Para él su trabajo es más que un trabajo. Es un apasionado y está dispuesto a mejorar las vidas de los miles de campesinos a los que representa.

* La banda sonora está compuesta por Andreas Kapsalis.

* Los cineastas intentaron conseguir la intervención de representantes de grandes multinacionales en la película, pero no fue posible. En el caso de Starbucks, estuvieron más de seis meses intentando conseguir una entrevista pero rechazaron todas las peticiones e incluso hicieron campaña contra la película cuando se estrenó.

* Se presentó en el Festival de Cine de Sundance.

* Está producida por Fulcrum Productions y Speak-it Productions con un presupuesto que ascendió a 760.000 dólares.

* Se rodó a lo largo de dos años y medio.

* Distribuye Karma films.




Una historia verdadera

Año 1999

Nacionalidad USA

Estreno 17-03-2000

Género Drama

Duración 111 m.

T. original The straight story

Dirección David Lynch

Intérpretes Richard Farnsworth (Alvin Straight), Sissy Spacek (Rose), Jane Galloway Heitz (Dorothy), Everett McGill (Tom), Jennifer Edwards-Hughes (Brenda),

Guión John Roach,Mary Sweeney

Fotografía Freddie Francis

Música Angelo Badalamenti

Montaje Mary Sweeney

Sinopsis

Alvin Straight era un viudo de setenta y tres años que en 1994 vivía en Laurens (Iowa), en compañía de su hija Rose, aquejada de problemas de lenguaje. Alvin padecía enfisema, tenía mal una cadera y estaba lleno de achaques. Tras pasar un tiempo ingresado en un hospital, Alvin recibió la noticia de que su hermano Lyle había sufrido un derrame y podía quedarle poco tiempo de vida. Alvin y Lyle llevaban diez años sin hablarse: un silencio que Alvin atribuía al orgullo y a la bebida. El anciano quería hacer las paces con su hermano antes de que fuera demasiado tarde. Pero Lyle vivía en Wisconsin, a cientos de kilómetros y Alvin no tenía mucho dinero, ni carnet de conducir. Pero poseía un tractorcito cortacésped, con el que puso rumbo a Wisconsin. Por el camino conoció a mucha gente diferente y se empeñó en seguir adelante, a pesar de tener que enfrentarse a numerosos problemas médicos y mecánicos.

Referencias

* Apartado del cine desde Carretera perdida, retorna con este trabajo David Lynch, el creador de películas como Terciopelo azul, Cabeza borradora o El hombre elefante. Es la primera vez que dirige un guión que no ha escrito él mismo.

* Se basa en un hecho real publicado en el New York Times en 1994. El protagonista de la historia, Alvin Straight, falleció en 1996 y su familia tuvo que vender una podadora para hacer frente a los gastos del funeral.

* Fue Mary Sweeney, mujer del David Lynch y madre de su hijo, la que le dio a conocer la historia al realizador y quien participó en el guión y en el montaje, labor está última que también ha realizado para las dos películas anteriores de Lynch.

* Está protagonizada por un magnífico Richard Farnsworth, actor de ochenta años que trabaja en el cine desde 1937, año en el que intervino como extra en Las aventuras de Marco Polo. Ha trabajado como especialista y también ha participado en películas como Llega un jinete libre y salvaje, por la que fue candidato al Oscar al mejor actor secundario, Sylvester o El mejor. Con está película vuelve a ser candidato a un Oscar.

* También interviene Sissy Spacek, a la que en los últimos tiempos se ha podido ver en Aflicción o Buscando a Eva.

* Lynch vuelve a colaborar en esta película con el director de fotografía Freddie Francis (El hombre elefante, Dune) y el compositor Angelo Badalamenti, autor de todas sus bandas sonoras.

* Se presentó en el Festival de Cine de Cannes 1999.

Crítica

Que David Lynch realice una película como Una historia verdadera podría indicar que se le han agotado sus siniestras ideas o que quiere demostrar que también puede ser un director políticamente correcto integrado en el engranaje del sistema. Una historia tan sencilla como la de un hombre que conduce su segadora hasta la casa de un hermano con el que no se habla desde hace años, y que acaba de padecer un derrame, no se aproxima ni de cerca al entramado argumental de las películas que conforman la filmografía anterior del director. Lo más sorprendente es que Lynch consigue imponer su estilo, aunque de forma contenida, y crear una de sus películas más personales.

Tanto en el comienzo, como al final, su particular estilo se pone de manifiesto de forma tangible. De un negro cielo infinito la cámara se desplaza hasta el espacio limitado de una ventana pintada de azul en cuyo interior tan sólo hay oscuridad. En el trayecto, la América profunda, rústica y vulgar asoma a la pantalla desde el jardín en el que toma el sol una mujer. Después, Lynch se sumerge en una road-movie de espacios abiertos en los que la cámara se distancia de los personajes y trata de captar el conjunto del entorno en el que se sumerge.

La sencillez con la que está narrada la historia contrasta con el manierismo que caracterizan sus trabajos anteriores. Pero ahí está un personaje límite como el interpretado por Sissy Spacek, la carretera por la que circula el protagonista o situaciones inconexas como la del ciervo atropellado, el simulacro de incendio de los bomberos y los gemelos que le arreglan la segadora con las que Lynch imprime su sello personal a una trama que en manos de otro director se hubiera convertido en una sucesión de acontecimientos melodramáticos. Lynch vuelve a encontrar el mejor caldo de cultivo para dar rienda suelta a su particular universo creativo en el seno de la familia americana. De esta forma, a lo largo de la película se suceden una tras otras historia familiares. Desde la que afecta directamente al protagonista hasta la de aquellos que le acogen hacia el final del trayecto o la de la joven que encuentra en la carretera y la forma de presentarla bascula entre la admiración y una refinada ironía.

El conjunto se beneficia aún más por la labor interpretativa de su protagonista, Richard Farnsworth, sobre el que recae el peso principal de la película. Asimismo, la música de Badalamenti es otro indicador del cine de Lynch barnizando el espacio sonoro con su peculiares composiciones.

N.A.

FUENTE: ZINEMA.COM