"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

jueves, 23 de abril de 2009

Bruselas propone una reforma radical para reducir la flota pesquera comunitaria

La Comisión Europea intenta reaccionar ante el agotamiento de los caladeros


22/04/2009 | LA VANGUARDIA Actualizada a las 17:24h | Economía

Bruselas. (EFECOM).- La Comisión Europea (CE) ha propuesto a los países emprender una reforma radical de la Política Pesquera Comunitaria (PPC) que promueva la reducción de la capacidad de la flota de la UE, ante el agotamiento de los caladeros.

El Ejecutivo comunitario ha presentado el Libro Verde sobre la PPC, un documento que abre oficialmente las discusiones dentro de la UE para modificar esa política y que mañana mismo empezarán a debatir los ministros de Pesca de los 27 en Luxemburgo.

Bruselas considera que nueve de cada diez especies se pescan por encima de los consejos de los científicos y que un 30% "tiene posibilidades inexistentes de recuperación", entre ellas la anchoa del Golfo de Vizcaya, la anguila o el atún rojo, según fuentes comunitarias.

En pesquerías como la de la merluza (la más importante para los españoles), el bacalao o el atún rojo haría falta reducir entre el 35% y el 40% la flota, según fuentes de la CE.

Sin embargo, el comisario europeo de Pesca, Joe Borg, ha explicado, en rueda de prensa, que sería irrelevante dar una cifra sobre el porcentaje de barcos que deben desguazarse para conseguir que el sector pesquero sea viable, porque depende de los tipos de navíos.

Por este motivo, la CE ha iniciado una consulta con los Gobiernos y el sector para conocer cuáles serían las medidas más adecuadas para esa reforma, aunque ha dejado claro que el objetivo es "reducir el exceso de capacidad" de la flota.

El comisario europeo de Pesca ha insistido en que en muchos caladeros se pesca "el doble o el triple" de lo que pueden soportar los recursos.

Entre las sugerencias incluidas en el Libro Verde figuran la posibilidad de suprimir las ayudas pesqueras "permanentes" y de mantener sólo los subsidios para paliar el desguace y el impacto social de la reestructuración de las flotas.

Bruselas insiste en que son insostenibles los apoyos actuales, por lo que deben o bien reducirse o bien ser modificados; otra sugerencia de la CE es un fondo único para el desguace.

Asimismo, el Ejecutivo comunitario se plantea si las primas deben darse por igual a todas las flotas, tanto a las pequeñas o artesanales como a las industriales.

En este punto, Bruselas tiene la idea de poner en marcha sistemas de gestión de la pesca distintos: uno para los navíos pequeños costeros y otro para los grandes.

Sugiere que en el caso de los barcos artesanales se daría prioridad a los "objetivos sociales", mientras que un régimen de gestión para flotas de gran escala se centraría en ajustes de su capacidad y de su eficiencia económica.

Bruselas ha mencionado también la posibilidad de profundizar en la transferencia de cuotas, una opción que ya existe.

En este sentido, según fuentes comunitarias, se podría estudiar medidas de "protección" para las flotas artesanales, con el fin de evitar el perjuicio a los barcos de bajura debido a la adquisición de los cupos de pesca de una zona por parte de grandes empresas.

La CE insiste en que con la reforma aprobada en 2002 no se ha conseguido que los barcos se reestructuren lo suficiente (solamente han disminuido un dos por ciento anual) e incluso han crecido algunas flotas

Borg ha manifestado que con los recortes que quiere propiciar, pretende que el sector en el futuro sea viable y dependa menos de las importaciones.

Por otra parte, la CE cuestiona si los productos pesqueros deben seguir disfrutando del nivel "relativamente alto" de protección arancelaria que hay actualmente.

Las organizaciones ecologistas -Greenpeace, WWF, PEW y Oceana- han señalado que el Libro Verde es una oportunidad para propiciar una reducción necesaria de la flota europea, porque los caladeros están al límite.

En Estrasburgo (Francia), el Parlamento Europeo llamó hoy a reforzar el control en la aplicación de las normas comunitarias de pesca, pero se opuso a solicitar una reducción de la capacidad de la flota de la UE, tal y como pedían Los Verdes.