"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

martes, 21 de abril de 2009

Una empresa estudia instalar una central geotérmica en el Vallès



La compañía realizará estudios en 19 municipios del Vallès Oriental, incluido Granollers

Font: Revista del Vallès

Data: 07/11/2008



La energía geotérmica es una energía renovable que se obtiene del calor que se produce en el interior de la Tierra. Este tipo de energía se manifiesta a través de distintos procesos geológicos como por ejemplo volcanes o géiseres que expulsan agua caliente y agua termal.

Si bien es cierto que en el Vallès no existe ningún indicio de actividad volcánica, como si sucede en otras comarcas como por ejemplo la Garrotxa, también es verdad que en varios puntos del territorio existen importantes corrientes de agua termal.

Una geografía singular

Raúl Hidalgo, director de operaciones de Petratherm España, asegura que este precedente y las "características geográficas y orográficas de la zona del Vallès" han sido los principales motivos que han llevado a la compañía a solicitar los permisos necesarios para iniciar una serie de estudios para comprobar la viabilidad de construir una central en esta zona de Catalunya.

A pesar de ello, el responsable de la empresa ya ha anunciado que de común acuerdo con la Generalitat, renuncian a incluir en sus estudios los afloramientos termales de Caldes: "Las localizaciones termales de Caldes tienen un perímetro de protección que debe respetarse, pero más allá de este perímetro nosotros queremos alejamos aún más para garantizar que nuestra actividad no causará daños a nadie". Del mismo modo, los estudios previos tampoco incluyen la Garriga, aunque la empresa ha anunciado que realizará pruebas en Llinars y Sant Antoni de Vilamajor.

Cabe destacar que en los últimos años España ha apostado fuerte por las energías renovables. Actualmente el gobierno ofrece importantes incentivos económicos a las empresas que realizan prácticas de este tipo. Este ha sido otro de los argumentos que ha conducido a Petratherm hasta España, donde desempeña otros proyectos en Madrid y Canarias.

Por el momento la compañía, con sede en Unley (Australia), ha solicitado permiso de investigación minera en una franja que se extiende desde Terrassa hasta Llinars del Vallès. Según los anuncios publicados en el Diari Oficial de la Generalitat a finales de septiembre se trata de un área que afecta 19 municipios del Valles, entre ellos Lliçà de Vall, Lliçà d' Amunt, Granollers, Canovelles, Cardedeu, l' Ametlla del Vallès, Les Franqueses del Vallès, La Roca del Vallès, Sant Antoni de Vilamajor y Llinars del Vallès. El responsable de la empresa afirma que estas comprobaciones, que podrían empezar en 5 ó 6 meses, servirán para determinar si existen rocas calientes a 15O grados de temperatura como mínimo y a una profundidad de entre 3.000 y 4.000 metros. Si el resultado es positivo la empresa promotora podría iniciar el proyecto para instalar la planta de producción de electricidad en 4 ó 5 años.

Método innovador

Para extraer el calor del subsuelo esta central utilizaría un innovador sistema que se llama Intercanviador Geotérmico Estimulante (IGE).

  1. Este método consiste en la introducción de sondas hasta unos 4.000 metros de profundidad para encontrar rocas de más de 15O grados.
  2. El proceso se basa en inyectar agua en estas zonas y extraerla cuando se ha calentado por el contacto con las rocas calientes.
  3. Cuando llega a la superficie, el agua caliente pasa por un intercambiador de calor donde hay un circuito cerrado con un fluido orgánico de bajo punto de ebullición.
  4. Después de esta operación el resultado se reinyecta en el subsuelo para volver a recalentarse por la roca, que actúa como si de una estufa se tratase.
  5. Cuando se calienta este fluido, entra en ebullición y se convierte en vapor.
  6. Finalmente la fuerza de este vapor se aprovecha para mover un turbogenerador y producir electricidad.
  7. La fase vapor de este líquido orgánico se enfría en un condensador para volver a empezar el circuito, de manera que el consumo de agua es mínimo.

Raúl Hidalgo afirma que este sistema posibilita extraer energía de donde no se podía hasta ahora: "Hasta hace poco era prácticamente imposible aprovechar el calor del subsuelo que esperamos encontrar en el Valles para producir electricidad, pero ahora disponemos de esta tecnología que es muy eficiente y limpia". En caso de que se pudiese llevar a cabo este sistema, apunta Hidalgo, podríamos disponer de una energía alternativa rentable que a diferencia de la eólica o la solar, se puede explotar todos los días "independientemente de si hace solo viento".