"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

jueves, 30 de abril de 2009

Los vecinos de La Gloria culpabilizan a la multinacional norteamericana Smithfields por los resíduos cárnicos de sus granjas


Misterio del virus y los mataderos

| Un niño de cuatro años, de La Gloria, que enfermó a primeros de abril | El foco de la gripe podría estar cerca de los excrementos de unas granjas


ANDY ROBINSON | LA VANGUARDIA El Paso. Enviado especial | 29/04/2009 |

El misterio sobre los orígenes del brote de gripe porcina, que amenaza con convertirse en una pandemia mortal a escala mundial, empieza a centrarse en las aguas fétidas de las ocho plantas cárnicas de Granjas Carrol, la filial de la multinacional estadounidense Smithfields en el estado de Veracruz. Según reconoció ayer el Gobierno mexicano, Edgar Hernández, de cuatro años, residente de La Gloria, un pueblo a ocho kilómetros del complejo de mataderos de la multinacional estadounidense que enfermó a primeros de abril es el primer caso conocido del nuevo virus de la gripe porcina - en realidad, un híbrido de virus procedente de cerdos, aves y seres humanos. Hernández estuvo afectado solo levemente por la nueva gripe mortal y ya se ha recuperado plenamente. El Gobierno había negado hasta el lunes pasado que la gripe de Hernández fuese gripe porcina es insistió en que el primer caso conocido de la nueva gripe era el de una mujer que murió en el estado sureño de Oaxaca el pasado 13 de abril. El ministro de Sanidad mexicano, José Córdova, restó importancia al caso ya que es el único ejemplo del nuevo virus encontrado en pruebas de 30 residentes del pueblo, todos con enfermedades respiratorias, que, según Córdova, sufrían una gripe normal. Por el contrario, no hay indicios de animales con el virus de gripe porcina en México.

Sin embargo, se empieza a mirar con lupa las denuncias de los 3.000 habitantes del humilde pueblo de Las Gloria, y otros en el entorno de los malolientes mataderos de la filial de Smithfields, rodeados de vastas lagunas de excrementos de un millón de cerdos. Los residentes de la zona hace más de dos meses que denuncian la propagación de enfermedades respiratorias como neumonía y bronquitis, con fiebre, tos y mucosidad, todos muy parecidos a los síntomas de la gripe porcina según informaba ya a primeros de abril, la respetada empresa estadounidense de seguimiento y alerta sobre epidemias Veratect. Según los residentes de esta zona de Veracruz, en el sudeste de México, tres niños de menos de tres años murieron por este brote de enfermedades. Los residentes atribuyen las enfermedades a la contaminación de agua y aire provocada por las acumulaciones de excrementos de las mataderos de cerdos y lo achacan a una insuficiente depuración. Según residentes del pueblo entrevistados por la prensa mexicana, hace meses que los vecinos viven inmersos en nubes de moscas. Cuando se empezó a informar en la televisión la semana pasada sobre el brote de gripe porcina, "nos dijimos: ¡si eso es lo que hemos tenido nosotros, son los mismos síntomas!" , dijo José Luis Martínez, residente de La Gloria en declaraciones a la agencia AP. Tampoco esta claro que sea científicamente posible que exista una relación directa entre esta clase de contaminación directa y la aparición de un nuevo virus.

Si se descubriese que existe un vínculo entre la nueva gripe y Smithfields, cuyas megaplantas de carne en el interior de EE. UU. y en México ha sido criticados por sindicatos y por defensores del medio ambiente. este hecho tendría unas repercusiones explosivas. En realidad es enormemente difícil identificar la raíz de esta posible pandemia, Una portavoz de Smithfields desmintió la posibilidad de que la gripe se originase en las plantas de Granjas Carroll ya que "no existen síntomas ni señales clínicas" ni en el ganado ni en los trabajadores de los mataderos. "Desmentimos por completo que el virus detectado en México se originase en cerdos, porque ha sido demostrado científicamente que no es posible". Smithfield Foods - con sede en Virginia-es el primer accionista de la española Campofrío y lleva a cambio una expansión global. Un director de Granjas Carroll en declaraciones a la agencia AP dijo: "Todos nuestros cerdos están vacunados; esta es una coincidencia desafortunada con un problema grande y serio con el nuevo virus de gripe".

Veratect - con centros de operación en Washington DC y Seattle-detectó desde finales de marzo una serie de incidencias extrañas en la zona de los mataderos de Veracruz. Ya a primeros de de abril informó de un aumento del 15% de enfermedades en la zona de La Gloria, principalmente respiratorias y gastroenteritis. Según Veratect, un funcionario de sanidad del municipio de La Gloria había atribuido las enfermedades que afectaban al 30% de la población de la Gloria a una mosca que se reproduce en los excrementos de cerdos pero que no tendría relación con la gripe porcina. El Gobierno mexicano insiste en que es imposible saber aún cuáles son los orígenes de este brote de gripe y - haciéndose eco de los sentimientos de muchos mexicanos que temen ser culpados por gestar un virus devastador-,Córdova ha dicho que podría "originarse en Europa o EE. UU.".

Aunque no sean la raíz de esa gripe porcina, las denuncias a Smithfields y Granjas Carroll, han puesto en el punto de mira el discutible impacto sobre la salud de la industrialización intensiva. En plantas como las de Granjas Carroll matan a un cerdo cada dos o tres segundos - lo que genera un billón en toneladas de residuos tóxicos. Y en el centro y sur de México proliferan mataderos de gran escala que aprovechan bajos costes de mano de obra y reglamentos laxos medioambientales.