"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

lunes, 19 de enero de 2009

Víctima de Madoff


ENRIC MARTÍ | CARTAS DE LOS LECTORES - LA VANGUARDIA -Barcelona | 18/01/2009 |El lector Opina

El artículo de Francisco Tusquets Trías de Bes refleja muy bien el sentir de muchos inversores estafados. Yo soy una de las víctimas de la monumental estafa de Bernard L. Madoff y, si me permiten, les explicaré mi situación. Accionista de una empresa familiar catalana de segunda generación, trabajé durante treinta años en la misma en diferentes departamentos, aunque mayoritariamente en el comercial, de los cuales durante más de diez años fui director de exportación, por lo que viajé por 50 países y los dos últimos años viví en China como director de marketing y ventas para Asia.

A principios del 2008 y como consecuencia de nuestro plan de continuidad y expansión de la empresa, vendimos el 50% de las acciones (este diario publicó la noticia) y se produjo la salida de varios miembros de la familia entre los que me encontraba. Diversos departamentos de banca privada contactaron conmigo, todos presumían de buena gestión, solvencia, rentabilidad, etcétera. Destacaba una que se autonombraba la líder del mercado español y que, según su versión, ofrecía el mejor producto de renta variable, el más seguro, menos volátil y con una rentabilidad aceptable y continuada, aunque conservadora. El precio de este producto era un importe mínimo de inversión muy alto y unas costosas comisiones de gestión.

Debido a mi inexperiencia en inversiones, viendo las turbulencias del sector inmobiliario y las noticias sobre las dificultades de muchos bancos extranjeros y su posible repercusión en España, me decidí por la apuesta más conservadora, es decir, la que ofrecía menor riesgo y estaba recomendada (¿"avalada"?) y ofrecido por "la mejor gestora de banca privada", no era cuestión de dilapidar un patrimonio creado a base de años de trabajo, esfuerzo y sacrificios personales.

La noticia de la estafa saltó. ¿Cuál ha sido la postura oficial de dicha entidad? Se desentiende de cualquier responsabilidad... Por supuesto les he solicitado personalmente y vía e-mail que me informen de las acciones que van a efectuar para defender mis intereses y cuál es la responsabilidad que van a asumir cada una de las entidades intervinientes, el banco, la gestora, la custodia, la SEC…

La única respuesta recibida data del 24/ XII/ 2008: que estudiarán mi requerimiento y ya me contestarán. ¡Fantástico! Digno del "mejor banco del mundo". De momento, si quiero tener información tengo que estar pendiente de las informaciones que aparecen en La Vanguardia,El País,Cotizalia,The New York Times,etcétera.

Supongo que pueden entender la sensación de desolación que me invade, imagínense que compran una casa espléndida en un país extranjero, a través de la mejor agencia inmobiliaria, se la enseñan por fotografías y vídeos, tienen una tasación realizada por una tasadora solvente, pagan el precio estipulado, firman la correspondiente escritura delante de notario, se inscribe en el registro y cuando van a visitarla, resulta que simplemente no existe... ¡y nadie se hace responsable!

Una cosa es asumir el riesgo de la volatilidad de los mercados, pero si nos ponemos en manos de una entidad bancaria gestora que se supone experta y solvente es precisamente para evitar engaños y errores debidos a nuestra inexperiencia y desconocimiento.