"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

sábado, 14 de febrero de 2009

La urbanización en África. El gran reto del siglo XXI

Fuente: www.wanafrica.net/doc/15/2.pdf

"Las ciudades, como los sueños,
están construidas de deseos y de
miedos", escribió Italo Calvino en
Las ciudades Invisibles. Y no esta-
ba equivocado. El sueño de un
futuro mejor que se trunca tras la
pesadilla del gran muro de los
suburbios, el sueño de un planeta
con futuro que se debilita ante las
graves injusticias ambientales.


LA URBANIZACIÓN DE ÁFRICA y del mundo entero se presenta hoy como uno de los grandes retos del futuro. De la conciencia de las administraciones y de su eficaz gestión depende en buena medida la erradicación de la pobreza y de la injusticia ambiental de unas ciudades que siguen imperturbables en su incesante crecimiento.

En el año 2030, el 50 por ciento de la población de África vivirá en las ciudades. Por el momento, cerca del 38 por ciento de la población africana ya es residente urbano.

La migración hacia las ciudades en el último medio siglo ha sido vertiginosa. Para poder acoger a tantas personas, las urbes han tenido que crecer a marchas forzadas, a menudo sin las condiciones básicas sanitarias y con un insuficiente crecimiento de sus infraestructuras. No sin razón, la Comisión para África considera que la urbanización en África se ha convertido ya en el segundo problema más grave, por detrás del VIH-Sida.

Y es que la urbanización desordenada y caótica perjudica a la salud de las personas y la calidad del medio ambiente.

Luchar contra la pobreza urbana y contra la degradación ambiental son los principales retos del futuro de las ciudades, según el informe
Estat del món 2007: el nostre futur urbà, elaborado por la prestigiosa Organización Worldwatch Institute.

África acoge hoy en día en sus urbes a 350 millones de personas, lo que supone la suma de las poblaciones de Canadá y de Estados Unidos. Sin embargo, la mitad de las ciudades africanas no dispone de servicios de agua y saneamiento saludables. Un problema que supone que un millón de niños mueran cada año debido a las enfermedades derivadas de estas insuficiencias.

Una explicación a la escasez de infraestructuras en las ciudades africanas es su reciente y rápida urbanización.
El alto índice de crecimiento de las ciudades se debe a la migración de las zonas rurales como consecuencia de la baja productividad agrícola, así como a
las constantes guerras que han empujado a sus habitantes a huir
.

Según el informe, la estructura espacial y económica de las ciudades africanas es un reflejo de la herencia que los europeos dejaron durante la era colonial.

En la actualidad, las economías africanas se encuentran apenas integradas en la economía mundial y continúan dependiendo de la exportación de recursos naturales y de productos agrícolas como moneda de cambio para poder importar manufacturas.

Asimismo, su economía 'urbana' se encuentra dominada por el trabajo informal. Un panorama desolador que todavía tiene solución.

El suministro de agua limpia y el saneamiento, la agricultura en las ciudades, el transporte urbano ecológico, el suministro de energía, la reducción del riesgo de catástrofes naturales en las urbes o el refuerzo de sus economías se postulan como los principales retos para luchar contra la pobreza y la injusticia ambiental en las ciudades de todo el mundo. Retos que deben prevalecer en el esfuerzo de los propios gobiernos locales.

Aunque a menudo, la gestión de la administración local ha resultado ineficaz, cada vez son más las ciudades que apuestan por un futuro sostenible social y ambientalmente.

África, en esta apuesta, no es una excepción. Freetown, por ejemplo, se ha convertido en un referente a seguir en la implantación de la agricultura urbana que se ha erigido, en la actualidad, es uno de los ejes principales de la planificación urbanística de la capital de Sierra Leona.

Por Carol Díaz Tapia