"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

sábado, 18 de octubre de 2008

"Si Europa da marcha atrás, provocará un efecto dominó" Rajendra Pachauri




MARUXA RUIZ DEL ÁRBOL

Fuente: EL PAÍS - Sociedad - 16-10-2008

Junto con Al Gore es la cara visible de la lucha contra el cambio climático. Una cara grande y misteriosa: la piel es oscura y las arrugas, formadas en 68 años de vida, más oscuras aún. El año pasado el indio Rajendra Pachauri, que ocupa la presidencia del Panel Internacional de Cambio Climático (IPCC), el grupo de expertos que ha alertado al mundo del problema, compartió con el ex candidato a la Casa Blanca el Nobel de la Paz. Ayer pasó 24 horas en Madrid para asistir como invitado de honor a una reunión de la comisión mixta Congreso-Senado del cambio climático.
Pregunta. Varios dirigentes europeos han dicho que la crisis podría obligar a flexibilizar los objetivos para paliar el cambio climático. ¿Crearía un efecto dominó en otros países?

Respuesta. Europa tiene un liderazgo y ha de conservarlo. Si echa marcha atrás, eso necesariamente tendrá su efecto en otras regiones del mundo.

P. ¿Qué consecuencias tendrá?

R. No es cómo vaya a afectar, ya está afectando y el daño seguirá siendo visible en los próximos decenios. Si no se hace nada, entres o cinco años las consecuencias serían graves. Espero que en Cumbre de Copenhague de 2009 se adopten medidas adecuadas que nos permitan ir, a todos en bloque, en la dirección correcta.

P. ¿Las medidas contra el cambio climático pueden lastrar la economía?

R. De aquí a dos, tres, meses empezaremos a ver estabilidad en los mercados y la gente se preguntará por las razones fundamentales subyacentes a estos problemas y es que nuestro sistema económico no es sostenible. Esta es una oportunidad única para crear una nueva industria, ecológica, que sustituya a la antigua. Alemania ya lo ha hecho y, además de reducir emisiones, crearon miles de puestos de trabajo.

P. ¿Qué expectativas pone en las elecciones de EE UU?

R. Soy muy optimista. Con el nuevo gobierno habrá un cambio de política. La presión de los estados cada vez es mayor. California y los estados del noreste, y ciudades como Nueva York o Chicago ya están haciendo grandes esfuerzos por la reducción de CO

2. Otro factor es que la población se da cuenta de que la dependencia del crudo está teniendo un impacto negativo sobre EE UU. De ahí la importancia de pasar de combustibles fósiles a otro tipo de energías. Por eso, tanto económica como estratégicamente el nuevo presidente tendrá que tener en cuenta el calentamiento global.

P. ¿Es la energía nuclear una alternativa válida para reducir emisiones?

R. Es cierto que no tiene prácticamente ninguna incidencia en cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero pero, como apuntamos en el 4º informe del IPCC, tiene muchos problemas a considerar como la proliferación de armas nucleares o la gestión de los desechos radiactivos. Para más inri no está al alcance de todos los países y ni todos disponen de la tecnología para conseguirla.

P. ¿Y los biocombustibles?

R. Los hay buenos y malos. Si hablamos de convertir alimentos en combustible creo que no es la respuesta. Pero también existen biocombustibles como la jatrofa, que se puede cultivar en un suelo muy pobre y de la que se extrae un aceite similar al diésel. Es una planta que no sirve ni siquiera para el pastoreo porque tiene determinados elementos tóxicos.

P. Muchos economistas están aconsejando opciones drásticas para reducir las emisiones como disminuir la natalidad o dejar de comer carne ¿Qué opina?

R. La reducción de la natalidad pasa necesariamente por el respeto a los derechos humanos. Si se reduce la tasa de la natalidad tendrá que ser de manera voluntaria. Hay que educar para que la población se de cuenta de las ventajas de tener una familia pequeña, poner a disposición la contracepción o posibilitar la salida del aborto. Pero la natalidad es sólo una parte de la ecuación. La otra es el consumo. Un estadounidense medio consume 40 veces lo que un ciudadano de Bangladesh, por lo que cada estadounidense tiene el mismo impacto ambiental que 40 indios.

P. ¿Y sobre la carne?

R. Soy de los que piensan que sí convendría frenar un poco el consumo. No dejar totalmente de comer carne, pero sí tomar menos. Un estudio de la FAO [Organización de Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación] ha demostrado que el círculo de producción de carne supone el 18% de los gases de efecto invernadero. Si pudiéramos reducir sólo un 5% ya habríamos ganado bastante. Yo soy vegetariano desde hace años.

P. En cuestión de tomar medidas realmente efectivas, incluso revolucionarias, los países emergentes y los desarrollados parece que siempre esperan que el otro del primer paso.

R. En India hay 400 millones de personas sin electricidad. Si decimos que la India y China no deben de emitir gases de efecto invernadero, ¿eso qué significa, que esos millones de indios se van a quedar sin electricidad? Si vivimos en un solo mundo no puede ser que haya dos sistemas y dos modelos de vida. Los que ya han llegado a cierto nivel tienen que mostrar el camino a seguir para evitar que se repitan errores, mostrar que hay maneras de hacer las cosas de forma responsable.