"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

lunes, 8 de octubre de 2007

Europa. los peligros del cambio climático

Fuente: http://ec.europa.eu/research/leaflets/changes/es/02.html Los peligros del cambio climático Anterior Tabla de materias Siguiente

Introducción Temperatura Cambio climático Envenenamiento Borrando acciones Avances concretos

Los hechos

Las predicciones acerca del calentamiento global no son nada uniformes. En el mejor de los casos, si reducimos las emisiones y resulta suficiente la capacidad que tiene la Tierra para hacer frente a un aumento de los gases de efecto invernadero, a finales del año 2100 la temperatura del planeta podría verse incrementada en un 1°C; y en el peor de los casos, podría llegar a aumentar en 3,5°C.

Quizá esto no parezca algo grave; no obstante, gracias a los estudios realizados sabemos que el clima ha cambiado con respecto al pasado y que los cambios operados tienen lugar de hecho muy rápidamente.

Todo ello teniendo presente que las consecuencias de todo tipo de cambios podrían repercutir muy gravemente a escala mundial, si bien conviene puntualizar que no todas las regiones sufrirían el mismo tipo de cambio. Algunas de ellas podrían volverse más calurosas y convertirse en desiertos mientras que otras (tal vez las del norte de Europa) podrían volverse muy frías.

Las medidas

Entre los principales objetivos de la investigación europea está la mejora de los modelos de predicción de cambios globales en el medio ambiente que afectan a las distintas partes del mundo. A este respecto, no se está descartando ninguna vía. Los investigadores están efectuando análisis del hielo y de muestras sedimentarias con el fin de averiguar en qué medida se ha visto modificado el clima terrestre en el pasado. Las muestras pertenecientes a los siglos posteriores a la última glaciación nos están proporcionando pistas muy importantes acerca de los posibles efectos del calentamiento global. Asimismo, nos es de gran ayuda el estudio de los modelos de la circulación oceánica.

Con todo, debemos saber más acerca de los cambios propios de la naturaleza antes de ser capaces de predecir en qué medida la actividad humana podría modificar el medio ambiente global. En la actualidad existe un gran número de proyectos en marcha cuyo fin es el de estudiar el efecto que un cambio en el clima podría tener en los recursos hidrológicos de toda Europa.

Los científicos europeos tratan de predecir en qué medida el calentamiento global de la Tierra podría reducir los suministros de las aguas subterráneas con el fin de que la Unión Europea ponga en marcha las políticas adecuadas para evitar que las zonas más vulnerables no se vean tan perjudicadas.

En el ámbito local, muchos de los proyectos tienen por objeto hacer un seguimiento de las zonas costeras que podrían verse afectadas por la subida del nivel de las aguas o por un incremento en la frecuencia de las tormentas.

Por otra parte, los investigadores también están estudiando los procesos de erosión y desertización con el objeto de averiguar cómo podrían reducirse. No obstante, si queremos que todos estos esfuerzos sean de alguna ayuda necesitamos, en primer lugar, que se produzca un seguimiento sistemático de los parámetros críticos del cambio global, así como un uso correcto de los modelos de que disponemos.


Cómo evitar la desertización del Mediterráneo

Los proyectos MEDALUS han llevado a cabo estudios en los que ponen de manifiesto cómo se podría prevenir la combinación tan compleja de factores que dan lugar a la desertización, entre los cuales se encuentran la deforestación, los cambios en la urbanización y en el uso de la Tierra, así como las graves consecuencias que podrían desencadenarse en la cuenca mediterránea, entre los cuales cabe destacar la reducción de los recursos hidrológicos, la existencia de fuertes riadas y los desprendimientos de tierras.

Enseñanzas de la climatología a lo largo de la historia

Con el objeto de predecir las posibles consecuencias del actual calentamiento global debemos comparar todos los cambios climáticos acaecidos a lo largo de nuestra historia. El estudio de los casquetes polares de la Antártida llevado a cabo dentro del proyecto EPICA ha proporcionado una información muy valiosa sobre los últimos 500.000 años. Los investigadores del CLIVAMP están analizando muestras sedimentarias procedentes del Mediterráneo para poder explicar el modo en que los modelos de circulación han ido variando con el tiempo.

Modelos de evolución meteorológica a escala mundial

Basándose en sus datos, los investigadores están construyendo modelos cada vez más fiables que ponen de manifiesto lo que podrían sufrir las distintas regiones de Europa como consecuencia de los cambios climáticos. Así por ejemplo, una disminución de las precipitaciones en Europa central supondría serias dificultades para toda Ucrania a la hora de regar sus cultivos.

Asimismo, los países alpinos, como es el caso de Suiza, podrían registrar un descenso de su turismo si en muchas de sus estaciones de esquí no caen las suficientes nevadas.

En el caso de otras zonas, se puede dar el caso de que tengan una mayor tendencia a sufrir inundaciones. Por todo ello, resulta fundamental contar con predicciones fiables con vistas a desarrollar políticas encaminadas a paliar los problemas en un futuro.Los riesgos del aumento del nivel de los mares

Se están utilizando modelos informatizados para predecir el riesgo de la elevación del nivel del mar en distintos puntos del globo. En este sentido, los investigadores europeos han anunciado una elevación del nivel del mar de entre 15 cm y 95 cm para el año 2100, teniendo presente que una elevación de sólo 15 cm tendría consecuencias devastadoras en muchas zonas costeras.