"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

domingo, 7 de octubre de 2007

La población catalana crece más en seis años que en un cuarto de siglo

Desde el 2000 han llegado a Catalunya 530.000 extranjeros, casi la mitad del saldo migratorio interior de la segunda mitad del XX

La Vanguardia, LUIS IZQUIERDO, 2007-09-28

El siglo XXI se ha iniciado en Catalunya con un verdadero boom demográfico. Hasta tal punto es así que en los últimos seis años la población catalana ha crecido tanto como lo había hecho en los 25 años anteriores (1975-2000). Así se deduce del estudio Evolución de la población española en el siglo XX,realizado por la Fundación BBVA y dirigido por el economista Julio Alcaide, y de los datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE).

EXPLOSIÓN DEMOGRÁFICA. Entre el año 2000 y el 2006 la población catalana pasó de 6.361.107 habitantes a 7.134.697. El saldo está por encima de los 770.000 ciudadanos y significa un incremento del 12% de la población. Catalunya necesitó el último cuarto del siglo XX completo para dar un salto demográfico de estas características. De forma paralela, en España la evolución de los últimos seis años recoge un aumento de casi cuatro millones de habitantes, un incremento porcentual cercano al 10%.

LLEGADA DE EXTRANJEROS. Es innegable el protagonismo de la inmigración exterior en el boom demográfico español de los últimos años. Y Catalunya ha sido uno de los principales focos de atracción. Más de medio millón de extranjeros han escogido la comunidad catalana como residencia desde el 2000. Un aumento que puede alcanzar cifras espectaculares cuando concluya el proceso de reagrupación familiar de los llegados hasta el 2005.

MIGRACIONES INTERIORES. Son muchos los que conservan en su memoria las grandes migraciones de españoles llegados a Catalunya desde otras provincias españolas. Muchos los que recuerdan aquellos años como de avalancha de personas en busca de trabajo a quienes no había donde cobijar. Y, sin embargo, en términos relativos fue un proceso migratorio lento si lo comparamos con lo vivido en los últimos años.
El trabajo dirigido por Alcaide expone que el número de españoles llegados a las provincias catalanas desde otras regiones entre 1950 y 2000 fue de 1.348.564 personas. En los seis primeros años del siglo XXI la llegada de extranjeros a la comunidad catalana ha sido de 534.611, según las cifras del INE. El lustro en que se produjo una migración interior más numerosa fue el comprendido entre los años 1965-1970, periodo en que se registraron en las provincias catalanas la llegada de 384.690 ciudadanos más no nacidos en la región.

DENSIDAD DE POBLACIÓN. El trabajo dirigido por el profesor Alcaide también ha extraído la evolución en la densidad de población de las diferentes comunidades y provincias. Cálculo que pone de relieve hasta qué punto se ha producido un proceso de progresiva concentración en torno a las ciudades de Madrid y Barcelona. En la comunidad madrileña viven 742 personas por cada kilómetro cuadrado y en Barcelona 676. Pero el proceso de concentración también tiene su parte negativa. Provincias como Soria o Teruel han ido perdiendo habitantes de forma contante hasta alcanzar densidades de 9 y 9,5 habitantes por kilómetro cuadrado respectivamente. El profesor Alcaide alertó sobre el efecto perverso de estos fenómenos y describió la situación de algunas provincias como las aludidas como “más propias de países subdesarrollados”.

EMIGRACIÓN EXTERIOR. Otro de los episodios del siglo XX a los que siempre se alude cuando se debate sobre la actual explosión de inmigrantes extranjeros es el periodo de la masiva emigración española al exterior. Entre 1955 y 1965 salieron de España 964.089 personas, el 80% de los 1,2 millones de españoles que emigraron durante el Franquismo. Desde 1995 hasta el 2006 han llegado a España casi 3,5 millones de extranjeros.