"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Indígenas al límite

Null
Vanguardia 8-11-2008 Tendencias | página nº 30 y 31

Fragmentos

Indígenas al límite

Pueblos de Asia, África y Latinoamérica denuncian que se les expulsa de sus tierras en nombre del conservacionismo
ROSA M. BOSCH - Barcelona - 08/11/2008

Cuenta Messe Venant, pigmeo de Camerún, que la creación de parques nacionales en las selvas ecuatoriales culminado en muchos expulsión de sus pobladores ancestrales alejándolos de sus formas de vida tradicionales. Pigmeos de Camerún o de Congo, masáis de Kenia y Tanzania, indios de la Amazonia... exclaman que la protección de la biodiversidad no tiene por qué atentar contra los derechos de los pueblos indígenas, y rechazan que la puesta en marcha de un espacio protegido lleve inexorablemente al desplazamiento de la gente que ha habitado allí durante siglos. Forest People Programme (FPP) es una de las organizaciones que han puesto sobre la mesa esta cuestión; de hecho, fue uno de los temas de debate en el congreso mundial de la naturaleza celebrado el pasado octubre Barcelona. Los pueblos indígenas han visto en las últimas décadas cómo tenían que marcharse a la fuerza de las tierras en las que habían vivido sus antepasados para dar la bienvenida a parques nacionales y reservas de fauna salvaje.

Pero el fenómeno arranca mucho antes, en 1872, cuando se aprobó el primer parque nacional de Estados Unidos, el de Yellowstone, que comportó que los indios absaroka "cedieran" el 90% de sus tierras al gobierno, puntualiza Josep Maria Mallarach, miembro de la comisión de áreas protegidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Mallarach lamenta que el modelo de Yellowstone se haya exportado a todo el mundo y cita dos ejemplos, el de Kruger (Sudáfrica), el primer parque nacional de África, de donde se expulsó a los zulúes, y el Serengeti, entre Tanzania y Kenia, donde se hizo lo propio con los masáis. Tanto el Serengeti como el Kruger son ahora paraísos para el denominado turismo de safari: "Mientras los indígenas han tenido que marcharse a la fuerza teniendo que afrontar la miseria, la desintegración social..., ha llegado el turismo de lujo", apunta. Mallarach sugiere que a la hora de valorar la diversidad de un paisaje, pongamos por ejemplo africano, no sólo debe valorarse que allí siga habiendo una rica fauna, sino también el mantenimiento de las actividades tradicionales de sus habitantes. Tanto el león como el masái forman parte de estos ecosistemas y por tanto debe dedicarse la misma energía a preservar allí la vida humana. ...


Indígenas al límite (cont.)

EL CASO DE SUDÁFRICA El primer parque nacional de África, el Kruger, supuso la expulsión de los zulúes

allí se generen. Marcus Colchester, director de FPP, lamenta que por el momento estas ONG apenas han "cambiado sus métodos", puesto que estos espacios naturales "siguen siendo administrados sin contar con los indígenas y negándoles sus derechos". Los estudios realizados por el antropólogo norteamericano Mat Chapin levantan ampollas; su informe Un reto para los conservacionistas, editado en diciembre del 2004 por el World Watch Institute, es un duro alegato contra la labor de las ONG ecologistas más poderosas en los países pobres. Chapin denuncia que "mientras hay multinacionales que extraen recursos de territorios vírgenes, hay ONG que hacen la vista gorda pues las multinacionales financian sus proyectos". Este antropólogo considera que en estos años las cosas poco han cambiado y que estas ONG anteponen la conservación de la biodiversidad al bienestar de los indígenas. Chapin defiende que "no puede haber conservación efectiva sin la plena participación de los residentes de las áreas que se quieren preservar. Esto no es solamente una cuestión de justicia social, sino también de pragmatismo"....

Los pueblos aislados de la Amazonia peruana podrían desaparecer en tres años
Tribus en vías de extinción

BARCELONA - Redacción - 08/11/2008

El pasado mes de mayo, las fotografías de una de las últimas tribus indígenas de Sudamérica que aún permanecen aisladas del mundo exterior recorrieron el mundo. En una de las imágenes, tomada en una zona de la selva amazónica entre Brasil y Perú, se muestra cómo miembros de la tribu, con el cuerpo pintado, lanzan flechas al avión en el que viajaba la expedición que documentó la escena. La ONG Survival International (organización que apoya a los pueblos indígenas de todo el mundo) ha advertido esta semana que las comunidades indígenas de la Amazonia peruana podrían desaparecer en tres años. La señal de alarma la ha dado el brasileño José Meirelles, una de las personas que viajaban en la avioneta desde la que se tomaron las citadas fotos. En una reunión convocada por Cipiaci, una federación indígena creada con el objetivo de defender a los indígenas aislados, y el Centro de Trabajo Indigenista de Brasil, el Gobierno peruano ha admitido que taladores ilegales han invadido los territorios de estos indígenas habilitando doce campamentos de tala. ...