"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

martes, 11 de noviembre de 2008

¿Vivir sin petróleo? "Recipes for disaster"

Fuente: http://www.lavanguardia.es/lv24h/20081109/53575714504.html


Un documental muestra cómo la familia Webster siguió durante un año una dieta basada en no comprar nada que implicará el uso del "oro negro"

Manaos (Brasil). (EFE).- Durante todo un año, John Webster y su familia siguieron una estricta dieta basada en no comprar nada (o casi nada) que implicara la utilización de petróleo. "Recipes for disaster", el documental finlandés que filmó sobre la experiencia demostró hoy en el Festival de Cine del Amazonas las probabilidades de éxito.

La ciudad brasileña de Manaos (noroeste), construida en medio de la selva amazónica, celebra desde el viernes y hasta el 13 de noviembre la quinta edición del Festival de Cine del Amazonas, que reflexiona sobre la naturaleza a través del séptimo arte, con invitados como los directores británico Alan Parker y el francés Claude Lelouch.

La película finlandesa, rodada en un tono cómico pero contundente deudor del cine de Michael Moore, compite en la sección de documentales internacionales y rompe una lanza a favor de la acción individual para poner freno al deterioro que sufre la Tierra, en concreto con la emisión de dióxido de carbono en la atmósfera.

Esta suerte de ensayo general de la extinción de recursos naturales comienza con una afirmación en tono irónico: "Nos enorgullecemos de ser seres razonables, de planear nuestro futuro, de saber que nuestros actos tienen consecuencias", asegura Webster (Helsinki, 1967), que ha realizado otros documentales como «What comes around» (2005).

Así, comienza a lanzar los datos que le llevaron a esta drástica decisión: un ciudadano finlandés arroja una media de 13.000 kilogramos de dióxido de carbono a la atmósfera en un año, una cantidad relativamente baja en comparación con Estados Unidos, cuya polución per cápita asciende a 30.000 kilos por año.

Gasolina y plástico son los principales elementos a desechar en esta dieta vital que la familia Webster, de manera experimental, comenzó a desarrollar un buen día y, desde entonces, los obstáculos no dejaron de aparecer.

Más allá de usar la bicicleta en vez del coche o de solicitar bolsas de papel y no de plástico, en el día a día del hombre del primer mundo el petróleo se revela como una suerte de hilo conductor y el entusiasmo de los "protagonistas de esta historia" se va minando poco a poco.

Al final de la película, Webster se pregunta: "¿Qué hemos conseguido además de poner nuestra felicidad en riesgo?". El Festival de Cine del Amazonas también dedicará un homenaje al cine brasileño de 2008 con la proyección de tres películas y volverá a mirar al cortometraje en una sección en la que compiten ocho producciones locales.