"Quiero hablar de un viaje que he estado haciendo, un viaje más allá de todas las fronteras conocidas..." James Cowan: "El sueño del cartógrafo", Península, 1997.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Silicon Valley

En Wikipedia:

El Valle del Silicio (en inglés, Silicon Valley) es el nombre de la zona sur del área de la Bahía de San Francisco, en el norte de California, (Estados Unidos). Comprende el Valle de Santa Clara y la mitad sur de la Península de San Francisco, abarca aproximadamente desde Menlo Park hasta San José y cuyo centro se situaría en Sunnyvale.

Vista panorámica del Valle del Silicio.

Contenido


El nombre

El término Silicon Valley fue acuñado por el periodista Don C. Hoefler en 1971. Silicon (Silicio), alude a la alta concentración de industrias en la zona, relacionadas con los semiconductores y las computadoras; Valley se refiere al Valle de Santa Clara, aunque se podría también aplicar a los alrededores, a ambos lados de la bahía, hacia los que muchas de estas industrias se han expandido.

Durante muchos años de la década de los 70 y 80 se le llamó incorrectamente Silicone americana.

Historia

La ubicación de las industrias de alta tecnología en el valle fue debida en gran medida a dos hombres, William Shockley y Frederick Terman.
Terman, profesor de la Universidad de Stanford, consideró que una vasta zona sin utilizar de la tierra de la universidad sería perfecta para el desarrollo inmobiliario y estableció un programa para incentivar a los estudiantes egresados a quedarse allí, proveyéndoles de capital riesgo. Uno de los principales éxitos en la historia del programa fue que logró convencer a dos egresados: William Hewlett y David Packard. Hewlett-Packard llegaría a convertirse en una de las primeras firmas tecnológicas que no estaban directamente relacionadas con la NASA o la Marina estadounidense.

En 1951 el programa fue expandido de nuevo, creando el Stanford Industrial Park, una serie de pequeños edificios industriales que eran alquilados a muy bajo costo a compañías técnicas. En 1954, se instituyó The Honors Cooperative Program, hoy conocido como el coop, para permitir a los empleados a jornada completa de las compañías obtener títulos universitarios estudiando en un régimen de media jornada. Las primeras compañías firmaron acuerdos de cinco años en los cuales establecían que pagarían el doble de la matrícula por cada estudiante para cubrir gastos. Hacia mediados de los 50 la estructura de lo que posteriormente permitiría la creación de "el valle" se encontraba en una etapa ascendente gracias a los esfuerzos de Terman.

Fue en esta atmósfera en la que un antiguo californiano decidió mudarse allí. William Shockley había abandonado Bell Labs en 1953 por un desacuerdo sobre la forma en que se había presentado el transistor al público, ya que debido a intereses de patentes, se relegó su nombre a un segundo plano a favor de los co-inventores John Bardeen y Walter Houser Brattain. Tras divorciarse de su mujer, volvió al Instituto de Tecnología californiano donde había recibido su licenciatura en Ciencias, pero se trasladó a Mountain View para crear Shockley Semiconductor como parte de Beckman Instruments y vivir más cerca de su anciana madre.

Shockley se propuso mejorar el transistor con un diseño de tres elementos (hoy se le conoce como el diodo de Shockley) que obtendría éxito comercial pero, el diseño era considerablemente más difícil de construir que el "simple" transistor y a medida que el proyecto pasó por dificultades, Shockley se volvió cada vez más paranoico. Exigió que a los empleados se les hicieran pruebas con un detector de mentiras, anunció sus salarios públicamente y, en general, se enemistó con todo el mundo, lo que conllevó a que en 1957, ocho de los ingenieros más dotados, que él mismo había contratado, le abandonaran para formar la compañía Fairchild Semiconductor.

Durante los años siguientes este hecho se repetiría varias veces; a medida que los ingenieros perdían el control de las compañías que crearon, al caer en manos de directivas exteriores, las abandonaban para formar sus propias empresas. AMD, Signetics, National Semiconductor e Intel comenzaron como vástagos de Fairchild o, en otros casos, como vástagos de vástagos.

A comienzos de los 70 toda la zona estaba llena de compañías de semiconductores, que abastecían a las compañías de ordenadores abasteciendo estas dos a su vez a las compañías de programación y servicios. El espacio industrial era abundante y el alojamiento aún barato. El crecimiento se vio potenciado por el surgimiento de la industria de capitales de riesgo en Sand Hill Road que fundó Kleiner Perkins en 1972; la disponibilidad de estos capitales estalló tras el éxito de 1,3 billones de dólares por la OPA de Apple Computer en diciembre de 1980.

Haciendo mérito de esta herencia, el valle es la sede de la cadena de grandes almacenes de alta tecnología Fry's eletronics. El Valle del Silicio demuestra el triunfo del capitalismo occidental, en cuanto a economía y desarrollo se refiere, siendo esta una de las regiones más prosperas del Estado de California.

En Europa el concepto equivalente a Silicon Valley es el de los parques tecnológicos, que son espacios específicamente creados para empresas de carácter tecnológico. En Europa existen muchos de ellos especialmente en las proximidades de las ciudades de mayor tamaño.[1]

Compañías renombradas

Miles de empresas de alta tecnología han establecido sus cuarteles generales en el Valle del Silicio; la siguiente lista son algunas de las que figuran en Forbes 500:

Adobe Systems | Advanced Micro Devices | Agilent | Altera | Apple Inc. | Applied Materials | BEA Systems | Cadence Design Systems | Cisco Systems | eBay | Electronic Arts | Google | Hewlett-Packard | Intel | Intuit | Juniper Networks | Knight-Ridder | Maxtor | National Semiconductor | Network Appliance | Oracle Corporation | Siebel | Sun Microsystems | Symantec | Synopsys | Veritas Software | Yahoo!| Informatica Corporation


Otras compañías famosas con sede también en el Valle del Silicio:

Adaptec | Atmel | Cypress Semiconductor | Handspring | Intermedia.NET | Kaboodle | McAfee | NVIDIA Corporation| Infolink | Palm, Inc. | PalmOne, Inc. | PayPal | Rambus | Silicon Graphics | Tivo | Verisign

Otras compañías famosas con sub-sede también en el Valle del Silicio:

Microsoft: Es el cuartel general de las actualizaciones de Microsoft Windows, Office, Knowledge Base, Hotmail y MSN Windows Live, a pesar de ser Sub-Sede del gigante de informática con sus servidores del Windows Update, el Correo Electrónico gratuito Hotmail y la base de datos de errores y actualizaciones de los programas de Microsoft, la Knowledge Base.

Universidades

Ciudades [editar]

Algunas de las ciudades de Silicon Valley (por orden alfabético):

Bibliografía

  • Dennis Hayes, Behind the silicon curtain : the seductions of work in a lonely era, London: Free Association Books 1989
  • David Naguib Pellow, Lisa Sun-Hee Park, The Silicon Valley of Dreams: Environmental Injustice, Immigrant Workers, and the High-Tech Global Economy, New York University Press 2003
  • Manuel Castells, "Tecnopolis del mundo" Capítulo 2

Referencias [editar]

Enlaces externos

Commons


Última información de EL PAÍS desde Silicon Valley

Un centro para "start-ups" en Palo Alto

FRANCIS PISANI 30/10/2008

NADA MEJOR PARA olvidarse de la morosidad ambiente que un paseo por el Plug and Play Technology Center de Sunnyvale, dos pasos al sur de Palo Alto y de la Universidad de Stanford. Actividad intensa, caras alegres... como si no pasara nada. Me imagino que muchos de los fundadores de las 170 start-ups aquí reunidas estarán revisando sus esperanzas a la baja, pero, por ahora, siguen con un empeño que da gusto. Son innovadores y piensan encontrar en este incubador el trampolín que necesitan para la fama y la fortuna.

"La diferencia de Silicon es que cuando el emprendedor viene, hay suficiente interés y ejemplos para reunir fondos, experiencia y las conexiones"

Cuatro 'start-ups' catalanas se instalarán en Sunnyvale en enero y planean 10 más para fines de 2009. "La Cámara paga espacio; nosotros haremos lo posible por ayudar"

El día de mi visita, los fundadores de Social Calendar estaban particularmente felices porque su aplicación acababa de lograr ubicarse entre las 20 más populares de Facebook (de entre 24.000). Permite organizar fiestas, cenas y otras salidas al facilitar la división de tareas (¿quién va a aportar qué plato? ¿A qué restaurante vamos a ir?). Detalle fundamental: el sistema está conectado al catálogo de Amazon. Le permite facilitar la entrega de regalos (de las que recibe un porcentaje).

"Nos interesaba el mercado de los regalos", explica Raj Lalwani, fundador y consejero delegado, "pero nos dimos cuenta de que no bastaba con ofrecer acceso. Había que dar un servicio que agregara valor". De ahí la idea del calendario social. Ya gana dinero y está empezando a recibir propuestas publicitarias. Algo normal por una empresa que tiene 200.000 visitantes diarios.

Raj encuentra en Plug and Play "una solución perfecta" para una empresa del tamaño de la suya (tres empleados en EE UU, más dos consultores de diseño y 10 ingenieros en la India). La receta de Plug and Play es el 20% de bienes raíces y el 80% de financiación en start-ups de tecnologías de la información (de 200 que albergan los tres centros instalados en la región hasta ahora, apenas cinco tienen que ver con tecnologías verdes).

El lado bienes raíces consiste en alquilar cubículos a las nuevas empresas que no tienen suficiente dinero para pagar un despacho. El precio, de 600 dólares mensuales, incluye infraestructura informática, centro de datos, servicio de relaciones humanas y la organización de eventos sociales. Sirven para el famoso networking y lo más interesante es que consiguen atraer a muchos inversionistas y capitalistas de riesgo que los visitan con regularidad. "Albergamos muchas start-ups y eso les interesa", explica Maud.

El centro acaba de firmar un acuerdo con la Cámara de Comercio de Barcelona. Cuatro start-ups catalanas se instalarán en Sunnyvale en enero y planean tener 10 para fines de 2009. "La cámara paga el espacio. Nosotros haremos lo posible para ayudar, poniéndolos en contacto con abogados o inversores y haciéndoles partícipes de las actividades del centro con el resto de empresas".

El fundador Saeed Amidi también es dueño de un edificio todavía más famoso en el 165 de University Avenue, en Palo Alto. Su familia, oriunda de Irán, posee el local desde la década de 1990 y lo utilizó para vender tapetes antes de transformarlo en incubador de start-ups. Ahí empezaron PayPal (comprada luego por eBay) y Google, que albergó en ese local sus primeros empleados.

No cabe duda, para Saeed, de que las innovaciones se dan en cualquier parte del mundo. "Alguien busca algo, no encuentra solución y, confrontado con el reto trata de innovar. Muchas veces la propia necesidad del emprendedor es la chispa que da lugar a la innovación", explica. De esto puede salir un producto, una tecnología.

"La diferencia entre Silicon Valley y otros lugares es que cuando el emprendedor viene con una idea o una solución hay suficiente interés y ejemplos para reunir los fondos necesarios, la experiencia y las conexiones. Hace que el proyecto tenga más posibilidad de éxito".

Amidi tiene particular interés en la universidad, de donde salen ideas y emprendedores jóvenes gracias a acuerdos especiales con Stanford y Cornell, para empezar. Cree que EE UU puede aprender de Europa, en particular en la telefonía móvil, pero no le cabe duda de que Silicon Valley sigue siendo el centro de gravedad de las tecnologías, en particular para las start-ups.